La tutoría es de gran relevancia en la formación académica y es pilar en el planteamiento curricular de los programas de posgrado. La UAQ considera que la tutoría es una herramienta estratégica que permite fortalecer los programas educativos, a través de la atención directa de los alumnos. La UAQ cuenta con un Programa Institucional de Tutorías, se integran los esfuerzos, las acciones y las estrategias instrumentales de atención y apoyo a los estudiantes, respondiendo a sus requerimientos de información, orientación e integración académica e institucional. En este sentido la MQCD centra su programa de tutorías en el alumno en su proceso de aprendizaje y en su formación integral, procurando aumentar los niveles de rendimiento académico, disminuir la deserción y mejorar la eficiencia terminal de la misma. Todos los estudiantes de este programa recibirán tutorías personalizadas a través de la asignación de uno de los profesores del núcleo básico, lo que permite complementar y desarrollar las competencias y habilidades que coadyuvan en el desarrollo académico de cada estudiante. Al mismo tiempo, la tutoría permite al estudiante planificar su proceso formativo, tomando como base sus necesidades y expectativas de formación, identificando a partir de ellas las áreas de oportunidad para mejorar sus conocimientos y habilidades, propiciando con ello la participación activa en su propio desarrollo.

Este programa de tutoría será un proceso periódico y sistemático. El tutor (profesor) será una figura diferente a la del director de tesis. Con esto se intenta conseguir armonía y eficacia a lo largo del proceso educativo. La relación de las tutorías será un proceso metódico en donde las reuniones y citas serán debidamente programadas y no se dejarán a la espontaneidad.

El tutor deberá tener la cualidad y habilidad para mantener el interés del alumno con la finalidad de que incida adecuadamente en su formación integral. La asignación del tutor la realizará la Coordinación de la MQCD de acuerdo al alumno y la línea de trabajo que elija al ser admitido.

Las actividades y funciones del tutor incluirán:

    • Orientar e informar sobre la organización del programa, la institución y sobre los procedimientos institucionales.
    • Orientar acerca de la programación de materias, del plan curricular y la mejor estrategia para cursar el programa que le permita al estudiante un mejor desempeño académico.
    • Atender aspectos cognoscitivos y afectivos del aprendizaje que ayuden a maximizarlo y a mejorar la calidad de la estancia del estudiante en el programa y en la institución.
    • Involucrar al estudiante en su propio proceso de aprendizaje.
    • Auxiliar al estudiante para propiciar su titulación en tiempo y forma.
    • Identificar problemáticas de índole académica, psicológica, de salud, socioeconómica y familiar del alumno y, en función de ellas, ofrecer alternativas para su solución o canalizar al alumno a los profesionales correspondientes.
    • Dar seguimiento atento al progreso del aprendizaje y en su caso proponer, junto con él, estrategias para mejorarlo y optimizarlo.

 

Las funciones del tutorado serán:

    • Agendar reuniones con el tutor.
    • Preguntar y exponer dudas y preocupaciones relacionadas con su aprendizaje y formación en el programa.
    • Asistir a las reuniones establecidas para discutir su progreso académico y los factores que lo modulen.
    • Ejecutar las estrategias acordadas de las reuniones tutorales y reportar al tutor los resultados de esas estrategias.
    • Responsabilizarse de su propia formación y ser el actor principal de su propio aprendizaje. Establecer, junto con el tutor, metas académicas.